GUARDIA NACIONAL
El Ejército Mexicano y la Guardia Nacional comenzarán a realizar operaciones conjuntas en todo el país a partir del próximo 20 de noviembre

Las tropas del Ejército Mexicano y los elementos de la Guardia Nacional comenzarán a realizar operaciones conjuntas en todo el país para combatir a la delincuencia a partir del próximo 20 de noviembre, en una dinámica en la que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) coordinará operativamente a la corporación que encabeza el general Luis Rodríguez Bucio.

El detalle de estos cambios y de otras propuestas ya aceptadas y autorizadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) está en el documento denominado “Guardia Nacional Dependencia Operativa SEDENA”, fechado en el mes de octubre de 2020 y que le fue presentado al presidente el día 6 del mismo mes durante la reunión del Gabinete de Seguridad de esa fecha.

Todos los puntos del cuadernillo de 14 páginas que la SEDENA presentó fueron aprobados por el mandatario, señala una carta de presentación de dos hojas firmada por el general secretario Luis Cresencio Sandoval González, en la que resume los aspectos más relevantes discutidos en esa reunión y los hace del conocimiento del almirante secretario de la Marina, José Rafael Ojeda Durán.

Ese mismo documento les fue entregado y leído durante la tarde del viernes 16 de octubre a mandos de la Guardia Nacional en las instalaciones de lo que fue el Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa (CONTEL).

Allí se enteraron de los cambios que tendrá en las próximas semanas la GN, en la cual la SEDENA no solo tendrá el control y la coordinación operativa, sino además se hará cargo totalmente de la formación y capacitación de todos sus elementos.

El resumen ejecutivo firmado por el general Luis Cresencio Sandoval, indica en siete incisos lo más destacado del encuentro. El cuarto inciso “D” señala que “el adiestramiento básico y especializado reclutado por la SEDENA y SEMAR y que se integra a la Guardia Nacional se homologará y será impartido en los Centros de la Guardia Nacional”.

Esta coordinación en el despliegue de la Guardia Nacional se hará desde las Comandancias de Región Militar, “respetando el marco jurídico de la Guardia Nacional” y requerirá de la creación de enlaces interinstitucionales entre el Ejército y la Oficina de Enlace de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), para realizar un trabajo más efectivo.

A la par de esta decisión –autorizada desde el 6 de octubre por el presidente Andrés Manuel López Obrador–, la SEDENA efectuará más cambios, correcciones y adiciones en la estructura operativa de la GN, en la que habrá áreas de nueva creación, mayor personal se corregirán indisciplinas y laxitud detectadas desde el Ejército.

LEE TAMBIÉN: LA SEDENA SUSTITUIRÁ SECCIONES CREADAS POR LA GUARDIA NACIONAL Y DEJARÁ DE LADO A LA FGR

De entrada, la Defensa Nacional solicitó otras 8,437 plazas para reforzar diversas áreas de la Guardia Nacional. Las plazas serán adicionales a las 14,430 solicitadas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)para el ejercicio 2021 de la SEDENA.

Las 8,437 plazas nuevas se usarán para crear cuatro nuevas instancias: la Dirección General de Desarrollo y Servicios Periciales (751 plazas), las Compañías y Secciones de Seguridad a Vías Federales (5,814 plazas), las Secciones de Investigación e Inteligencia (1,728 plazas) y las Escuadras de Asesoría Jurídica (144 plazas).

Los cambios y adecuaciones en el manejo de la GN buscan también corregir las “inconsistencias” que la SEDENA detectó en la corporación, como la falta de supervisión efectiva de todos los mandos –comenzando por el propio general Luis Rodríguez Bucio–, las indisciplinas y la ausencia de “inteligencia operacional” en las Coordinaciones Regionales de la Guardia Nacional.

“El Comandante de la Guardia Nacional y los Coordinadores Estatales no supervisan sistemática e integralmente el despliegue operativo”, se lee en el sexto punto del apartado “Inconsistencias”.

El primero de estos puntos llama la atención ya que se refiere al papel de más de 20 mil efectivos de lo que fue la Policía Federal y que pasaron a la GN en un proceso ríspido. El punto indica: “Se refiere a una capacidad operativa (despliegue) de la G.N. de 99,076 elementos, considerando 27,049 elementos de la extinta Policía Federal, fuerza que no se integra a las Coordinaciones Regionales, ni se subordina a los Coordinadores Estatales”.

El siguiente punto de la “inconsistencias” se refiere al adiestramiento básico y señala que el hecho de que los reclutas de la SEDENA se capaciten ahí y los reclutados por la Marina lo hagan en sus instalaciones “afecta la operatividad de la G.N.”

Otra “inconsistencia” detectada por la SEDENA y que más bien parece una queja, dice que las 29 Coordinaciones Regionales integradas con personal asignado y reclutado por SEMAR, muchas de ellas no asumen la responsabilidad territorial y los comandantes operan solo en las comunidades o poblaciones donde radica su Base”

El documento y los cambios que llevará adelante la SEDENA en la estructura y operatividad de la GN dejan claro desde el inicio que el objetivo central del gobierno federal es el de “asegurar la permanencia de la Guardia Nacional.

Se buscará también “mantener un organismo disciplinado e incorruptible con sentido social y compromiso institucional en materia de Seguridad Pública”.

Ejército y Guardia Nacional a partir del 20 de noviembre
Jorge Medellín
Jorge Medellín

Periodista en temas militares y de seguridad, con más de 30 años desarrollando estos temas en diversos medios de comunicación

Comparte

0Shares
0