Inicio » SEDENA » El general Sandoval y Rosario Piedra visitarán a militares presos injustamente

El general Sandoval y Rosario Piedra visitarán a militares presos injustamente

SEDENA

El secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), el general Luis Cresencio Sandoval, y la ombudsperson Rosario Piedra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), visitarán este viernes la prisión del Campo Militar 1-A para conocer de cerca la situación de decenas de militares presos por inculparse tras haber sido objeto de torturas.

La visita fue ordenada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, luego de que en la conferencia del pasado 3 de diciembre se le expuso que hay al menos 233 casos de militares que cumplen condenas o están siendo procesados por diversos delitos.

López Obrador escuchó la denuncia hecha por la Fundación “General Jesús Gutiérrez Rebollo”, cuyo presidente, el abogado César Gutiérrez Priego, ha señalado que al menos en al menos 233 casos se torturó a militares de diversos grados, especialmente soldados y cabos, para autoinculparse.

El llamado de atención sobre esta situación se tradujo, un día después, en un acercamiento entre la SEDENA y la fundación para tener detalles de primera mano acerca de la situación de los militares presos aparentemente de manera injusta.

La SEDENA acatará lo ordenado por el presidente López Obrador y este viernes el general secretario Luis Cresencio Sandoval acudirá a la prisión del Campo Militar 1-A de Lomas de Sotelo para conocer cuál es la situación de los sentenciados y procesados que pudieran estar cumpliendo penas o en vías de recibir una a partir de acusaciones falsas o amañadas, tras haber sido sometidos a torturas por elementos de la propia secretaría.

La SEDENA cuenta con tres prisiones militares: la ubicada en el Campo Militar 1-A, adscrita a la I Región Militar, en la Ciudad de México; la Prisión Militar adscrita a la III Región Militar, en el Campo Militar Número 9-B, en Mazatlán, Sinaloa, y la Prisión Militar adscrita a la V Región Militar, en La Mojonera, Jalisco.

Tache y palomita: situación en prisiones militares

Cada año, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos revisa la situación de los presos de todo el país mediante visitas en las que se elaboran cuestionarios que contestan los internos para conocer seis Rubros que engloban 22 temas fundamentales en torno a la vida carcelaria, las condiciones en que los internos viven sus sentencias o llevan sus procesos, la manera en que son atendidos, en que se les reinserta o no a la sociedad, las condiciones de higiene, de alimentación, la prevención para evitar violaciones a sus derechos humanos y las condiciones en las que funciona el aparto de justicia en cada prisión militar.

En 2019, visitadores y personal especializado de la CNDH acudieron a 203 de los 309 centros federales y estatales de Readaptación Social (CERESOS y CEFERESOS), así como las tres prisiones militares del país para calificar los 22 temas contemplados en los seis Rubros de atención a la población penitenciaria.

De acuerdo con la comisión, en los 309 centros de reclusión existentes hasta el año pasado había una población total de 186 mil 149 internos, entre sentenciados y procesados. En este universo aparecen los 403 militares (394 hombres y 9 mujeres) internos en las tres prisiones castrenses hasta noviembre del año pasado.

Esto significa que los 403 militares presos representan apenas el 0.21 por ciento del total de reclusos en el país, pero significa también que los 233 casos de militares que purgan condenas o están bajo proceso tras haber sufrido torturas para declararse culpables, representarían más de la mitad del total de elementos recluidos no solo en las tres prisiones castrenses, sino también en prisiones civiles, ya sea por delitos del fuero federal o del fuero común.

El portal de la SEDENA no contiene ninguno de estos datos. Muestra, en cambio, una tabla de estadísticas con los 11 tipos de “Delitos del orden militar cometidos por personal militar, en el periodo del 1/o. enero al 15 de diciembre de 2016” (sic). En ella se da cuenta de 1,140 delitos cometidos en el periodo señalado, en el que la “Deserción” ocupó el primer sitio con 855 casos.

No hay nada nuevo, nada actualizado en esa sección del portal de la SEDENA, sin embargo, la página muestra un enlace al portal de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) en la que aparecen muchas opciones de acceso a la información, pero ninguna muestra de manera precisa cuántos militares, hombres y mujeres, hay actualmente en prisión y las razones de su encarcelamiento o procesamiento.

Lo que se puede consultar es el número de Expedientes de Juicio en Trámite (3,485), los Juicios en Trámite (2,153), el Número de Indultos promovidos (17) y el número de Resoluciones Ejecutoriadas (1,315) de 2016 a la fecha. Son todos los datos que hay en cuanto al sistema de justicia militar y su relación con las prisiones y el personal sentenciado o en proceso.

Fuentes militares aseguraron que se han dado casos en que los militares sujetos al Fuero de Guerra (bajo proceso), automáticamente denuncian por torturas durante su detención, derivadas de procedimientos inadecuados en el momento de ser detenidos.

Esto ha disminuido, señalan los mandos entrevistados; ese procedimiento se ha disminuido por la entrada del nuevo sistema penal, cuando a los detenidos se les comunica la orden del Juez.

Otra parte, la mayor, de los procedimientos militares se presentaban ante el Agente del Ministerio Público Militar, quien el elaboraba las actas para entregar al detenido al juez militar del juzgado que le correspondiera, explicaron las fuentes consultadas.

Sin poder asegurar que la actual No puedo asegurarte que la Policía Ministerial Militar siga hoy esos procedimientos, “porque ya están tomando cursos de Derechos Humanos y, sin embargo, puede subsistir este método de “investigación científica”, señalaron los mandos consultados.

Lo que se puede asegurar es que en las prisiones militares “es imposible cometer estos delitos”, indicaron, “porque allí se siguen los lineamientos de lista y control como en un cuartel, y los directivos, docentes y/o internos de inmediato informan y entregan el certificado médico para sustentar cualquier denuncia”.

Además, nadie carga con la responsabilidad de los hechos que cometan otros, por temor a ser denunciados por complicidad.

LEE TAMBIÉN: Un día en la justicia militar

Jorge Medellín
Jorge Medellín

Periodista en temas militares y de seguridad, con más de 30 años desarrollando estos temas en diversos medios de comunicación.

Comparte

Shares

Etiquetas:

1 pensamiento sobre “El general Sandoval y Rosario Piedra visitarán a militares presos injustamente”

  1. El sistema jurídico militar está al contentillo, sin ética y responsabilidad de aplicar la justicia, el servicio de justicia militar para mantener su estatus prolongan el tiempo lo suficiente para desgastar al interno económicamente no pudiendose defender en forma legal, prolongado su estadía en prisión, lo digo como interno y me consta, llevo casi 12 años y no pueden dar solución a mi asunto legal, nada más que alargarlo, alargarlo y alargarlo, hay mucho abuso de autoridad y consignas de un superior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *