Inicio » SEGURIDAD » Fracturas, inoperancia y control militar, la SSPC de Rosa Icela Rodríguez

Fracturas, inoperancia y control militar, la SSPC de Rosa Icela Rodríguez

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha anunciado que la todavía Coordinadora de Puertos y Marina Mercante, Rosa Icela Rodríguez, aceptó ser la nueva secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) para sustituir a Alfonso Durazo.

Al sonorense el cargo le quedó grande, no solo por carecer de experiencia, talento y carácter para enfrentar el reto, sino porque la cartera que le encomendó Obrador fue copada rápidamente por militares que llegaron con la misión de controlar la secretaría.

De inicio, Rosa Icela no tendrá nada qué ver con la Guardia Nacional (GN), porque el otrora brazo armado de la SSPC es coordinado desde el 6 de octubre por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), como lo revelamos en CampoMarteMX.

Los más de 90 mil integrantes de la Guardia Nacional son en su mayoría soldados de la Policía Militar, de la Policía Naval y algunos pertenecían a la extinta Policía Federal. Están bajo el mando del general Luis Rodríguez Bucio quien se apoya en 32 mandos de igual número de Coordinaciones Estatales.

Estos mandos operan en 150 Coordinaciones Territoriales en las que están desplegados 83 mil 157 elementos de un total de 97 mil 832 efectivos como fuerza real de la corporación actuando en el país.

Datos de la Guardia Nacional publicados el pasado 21 de octubre durante el informe mensual sobre seguridad indican que la SEDENA mantiene una fuerza de 400 elementos en apoyo a la GN, mientras que la Marina tiene a 211 efectivos en la estructura de la corporación, mismos que se reintegrarán a sus instituciones cuando su comisión concluya.

La Guardia Nacional sigue adelante con su proceso de reclutamiento, en el que logró sumar a 21 mil 170 elementos a sus filas –todos eran soldados de la Policía Militar– durante 2019 y este año lleva 16 mil 258 ingresos, con márgenes mínimos en la contratación de civiles. Sus datos indican que en 2021 deberán ingresar otros 7 mil 660 efectivos para que la GN se acerque a la meta de 150 mil elementos en los próximos años.

En cuanto a los cuarteles, se señala en el informe de seguridad que a la Guardia Nacional le han construido 78 de los 81 que debieron estar terminados en 2019. En tanto, en este año sólo se ha edificado 1 de los 90 proyectados para recibir a las tropas que siguen desplegadas en unidades militares para seguir desarrollando sus funciones policiales.

Por lo que toca a su adiestramiento básico inicial, los integrantes de la Guardia Nacional son entrenados en 12 centros controlados por la SEDENA, ya que se trata de cuarteles, zonas y bases militares localizadas en Sinaloa, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, el Estado de México, Baja California, Jalisco, Chihuahua, Durango, Chiapas, Guerrero y Michoacán.

La Guardia Nacional ha dejado de estar bajo la coordinación de la SSPC. Ahora es controlada a plenitud por la SEDENA, con la autorización y el impulso del presidente López Obrador y bajo esquemas de cambio, adecuación y reestructuración que la Defensa Nacional ha puesto en marcha incluso desde antes del 6 de octubre.

A la corporación que encabeza el general Rodríguez Bucio le espera una cirugía mayor en el corto plazo.

A este universo operativo y al despliegue de la GN Rosa Icela Rodríguez no tendrá acceso; no estará de ninguna manera bajo su control o influencia, porque se trata de un terreno solo para los militares y su estrategia y dinámica le son ajenos a la nueva secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana.

La funcionaria ya anticipó en reuniones que llegará a hacer algunos cambios, a nombrar a directores y gente de su confianza para comenzar a operar con certidumbre en una cartera que, reconoce, le es totalmente ajena, sin embargo, su margen de acción será muy reducido.

La mayoría de los analistas y expertos en temas de seguridad coinciden en que, si bien ella reúne el perfil y los requisitos que en estos momentos necesita el presidente López Obrador, la verdad es que sus funciones estarán sumamente acotadas por la preminencia de militares en puestos clave en la SSPC, pero sobre todo porque esa fue una de las condiciones de los mandos, que la nueva secretaria no interfiriera en decisiones operativas o de estrategia contra la delincuencia.

Rosa Icela Rodríguez encontrará una secretaría fracturada, controlada por militares de alto rango y conflictuada también por el choque entre personal civil y castrense que caracterizó el paso de Alfonso Durazo por esa dependencia.

La SSPC es una entidad con serias deficiencias y debilidades en su estructura y controles, confrontada con la SEDENA y desgastada por los errores y desaciertos acumulados en 22 meses de gestión del secretario saliente.

El panorama que deja Durazo es incierto y volátil. El presupuesto para operar a la Guardia Nacional se manejará desde otro sitio, desde oficinas verde olivo. De los 63 mil 441 millones 669 mil 472 pesos autorizados por hacienda para el funcionamiento de la SSPC para el próximo año, 27 mil 961 millones 271 mil 330 pesos serán para la Guardia Nacional. Casi la mitad del presupuesto.

Las decisiones de Rosa Icela en esta materia serán tangenciales, de mero trámite. El manejo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que encabeza el general Audomaro Martínez Zapata, tiene un presupuesto autorizado de 2 mil 603 millones 458 mil 459 pesos para el 2021.

Pese a los errores y omisiones graves que el militar ha mostrado en su paso por lo que fuera hace sexenios el Centro de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI) y, antes, el Centro Nacional para el Control de Drogas –CENDRO –), no se contempla que Audomaro deje esa posición, ya que es el hombre de confianza de Obrador en la trinchera de la inteligencia anticrimen.

Aunque el CNI ha mostrado poca o nula efectividad en momentos decisivos del mandato lopezobradorista, no será removido de esa posición.

En cuanto al general Sergio Alberto Martínez Castuera, actual Coordinador General de Centro Federales Penitenciarios de la SSPC, su permanencia en el cargo estaría en duda toda vez que era el candidato ideal para suceder a Alfonso Durazo, pero la cercanía y confianza absoluta del presidente en Rosa Icela Rodríguez eliminó de golpe la candidatura del militar en retiro. Su posición en la estructura de la SSPC es poco sólida, sobre todo por la confirmación de la llegada de la nueva secretaria. Pese a poder manejarse con autonomía, el general no va a quedarse bajo las órdenes de una civil surgida de la improvisación y la urgencia presidencial.

Ricardo Mejía Berdeja, Subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana y mano derecha de Durazo, era también, en algún momento, un candidato natural para ocupar el cargo, pero tampoco se le consideró por la presión de la SEDENA tras el “culiacanazo” que acabó descomponiéndolo todo y alterando el ambiente y la confianza entre civiles y militares en la SSPC. Sus horas en la secretaría están contadas.

Leonel Cota Montaño, Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) nombrado en el cargo en julio de 2019, es gente de López Obrador. No será obstáculo para la nueva secretaria, pero tampoco estará bajo las órdenes o en la zona de influencia de la SSPC. Es confiable para López Obrador, pero se maneja por su cuenta.

En cuanto a Manuel Espino Barrientos, nombrado como titular del Servicio de Protección Federal (SPF) en febrero de este año, sigue tratando de adaptarse al cargo, tiene la confianza del presidente e instrucciones de no entorpecer el trabajo de la nueva secretaria. No se prevé que deje el SPF.

Así, el margen de maniobra de la nueva secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana será reducido, con conflictos mucho menores y roces prácticamente mínimos con la milicia, a la que deberá dejar hacer su trabajo sin mayores cuestionamientos ni contrapesos, salvo el de vigilar y evitar actos de corrupción que puedan manchar una dinámica de trabajo que se enfocará en agendas que no estorben el creciente accionar militar en diversos frentes.

LEE TAMBIÉN: SORPRESA Y DESCONCIERTO; NOMBRA AMLO A ROSA ICELA RODRÍGUEZ EN LA SSPC

Jorge Medellín

Periodista en temas militares y de seguridad, con más de 30 años desarrollando estos temas en diversos medios de comunicación.

Comparte

0Shares
0
Etiquetas:SEGURIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *