Inicio » SEMAR » La SEMAR estudia movimiento del sargazo en el Caribe

La SEMAR estudia movimiento del sargazo en el Caribe

sargazo semar

Frente a costas del Caribe mexicano, en Punta Herrero, Quintana Roo, la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) acaba de retomar uno de sus proyectos para estudiar el movimiento del sargazo desde su formación en aguas del Caribe mexicano y su impacto en las costas del país.

Para lograrlo, la SEMAR) puso en marcha la primera fase de un ambicioso proyecto dirigido a estudiar a fondo el fenómeno de la llegada del sargazo a partir del seguimiento minucioso de su desplazamiento desde las aguas del Caribe hacia la Península de Yucatán y otros puntos.

Para avanzar en este proyecto, la SEMAR liberó tres Sondas Oceanográficas tipo “DORIS” a 60 kilometros frente a Punta Herrero en el Estado de Quintana Roo. Otras 15 sondas de este tipo serán puestas en la mar en el mes de julio.

La Marina indicó que el objetivo del proyecto es obtener información y generar conocimiento acerca de las principales trayectorias de deriva en la región del Caribe, la información recabada y el reporte correspondiente será de gran utilidad para las actividades que realiza SEMAR con las embarcaciones sargaceras, embarcaciones menores y buques oceánicos que participan en la recolección de sargazo en el mar, debido a que dichas Sondas están especialmente construidas para estimar la trayectoria del sargazo.

Las Sondas Oceanográficas “DORIS” son un instrumento oceanográfico diseñado por investigadores y técnicos académicos del Instituto de Investigaciones Oceanológicas de la UABC, realiza mediciones autónomas y las transmite al usuario unos cuantos minutos después de haber realizado la medición in-situ.

Su diseño compacto y ligero, permite liberarlo de forma rápida desde una lancha. Gracias a sus componentes resistentes al agua salada y foto-celdas que recargan sus baterías diariamente, este instrumento oceánico cuenta con autonomía sustentable para realizar misiones de varios meses.

Las sondas “DORIS”, indicó la SEMAR, son un instrumento único en su tipo, ofreciendo a sus usuarios medir hasta seis variables oceánicas in-situ de manera remota, observarlas en tiempo real (a través de la web o de aplicaciones móviles) y guardar los registros en servidores en línea (nube) para su consulta o análisis posterior.

La SEMAR recuerda que en los meses de septiembre y octubre del año 2019 se llevó a cabo este mismo experimento, habiéndose liberado en ese año una cantidad de cinco boyas de deriva tipo “DORIS” en el Caribe Mexicano.

Para la realización de estos experimentos desde el año 2019 SEMAR y la UABC firmaron un convenio específico de colaboración, cuyo objetivo es conjuntar esfuerzos para la generación de datos de trayectorias de deriva utilizando derivadores oceanográficos autónomos del tipo denominado DORIS, en apoyo a las medidas de contingencia ambiental en las costas de Quintana Roo, señala la Marina.

Comparte

Shares
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *