Inicio » PEMEX » El mercado ilícito de combustible en México

El mercado ilícito de combustible en México

Robo de combustible. Imagen ilustrativa

El mercado ilícito de combustible en México se ha incrementado por dos factores principales: la corrupción de autoridades y la demanda de distribución para la comercialización ilícita del hidrocarburo en diferentes entidades federativas del país. Esto ha significado una derrama económica para la sobrevivencia de diversos grupos de población vulnerable y miembros de la delincuencia organizada (local o cárteles).

A lo largo de este tiempo hemos observado que el robo de combustible en los últimos 12 años pasó de estar bajo el control de bandas locales a ser la segunda fuente de financiamiento de narcotraficantes, además de provocar una enorme merma económica al patrimonio de Petróleos Mexicanos (PEMEX). En consecuencia, también la misma población en diferentes comunidades comenzaron a vivir del robo y venta, a nivel de calle, del combustible extraído de los ductos.

Las diversas bandas delincuenciales no sólo han evolucionado en el robo de hidrocarburos, también en la violencia que ejercen en contra de grupos antagónicos, del personal de agentes de Seguridad Física y autoridades responsables de la seguridad pública de los tres niveles de gobierno.

Ante tal problemática, se crea y publica en el Diario Oficial de la Federación el 12 de enero del 2016, la LEY FEDERAL PARA PREVENIR Y SANCIONAR LOS DELITOS COMETIDOS EN MATERIA DE HIDROCARBUROS, donde se contempla de manera clara lo siguiente:

“… Artículo 9.- Se sancionará a quien: I. Compre, enajene, reciba, adquiera, comercialice o negocie hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley.

II. Resguarde, transporte, almacene, distribuya, posea, suministre u oculte hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley.

III. Altere o adultere hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley …”

Aquí podemos resaltar la tipicidad en la ejecución de cada conducta ilícita, donde se distingue de manera clara las formas de intervención o contribuciones en el hecho (autoría y participación) observándose de manera práctica el concurso de delitos de la forma siguiente:

  1. la persona que brinda la información confidencial donde se encuentra el ducto.
  2. la persona que realiza el daño patrimonial al dañar el ducto y coloca la toma clandestina y/o derivación por medio de una manguera de alta presión.
  3. la persona que realiza la sustracción ilícita en el ducto utilizando bidones o diferentes contenedores, así como la utilización de diversos tipos de vehículos para su transporte. 
  4. La persona que realiza el almacenamiento en vehículos pesados (pipas, autotanques) o en contenedores hechizos fijos en los inmuebles.
  5. La persona que realiza la venta ilícita.
  6. La persona que realiza la compra ilícita. 
  7. La persona que brinda la seguridad durante la ejecución de cada conducta. 

El mercado ilícito de combustibles ha evolucionado en diferentes formas al realizar el transporte, almacenamiento, distribución y comercialización de manera ilegal, con el objetivo principal del lucro económico al margen de la Ley.

Esta problemática de seguridad interior y pública lesiona diferentes bienes jurídicos, la industria y el erario público. Por lo que es necesario tener estudios de política criminal para definir los fenómenos que provocan la incidencia delictiva para una mejor prevención, control, investigación, sanción de la criminalidad y el tratamiento de los sentenciados, que de no atenderse seguirán poniendo en peligro el desarrollo económico y social de México.

Mtro. Juan Antonio Peña Mendoza
Mtro. Juan Antonio Peña Mendoza

Licenciado en Derecho por el Colegio de Estudios Superiores del Estado de Guanajuato. Maestro en Proceso Penal Acusatorio por el Centro de Estudios de Alta Dirección. Capitán 2/o. de Infantería Ret. con 25 años de servicio, egresado del Heroico Colegio Militar. Es consultor en materia de seguridad, protección a funcionarios, diseño de manuales, profesionalización y estructura organizacional. Ha participado en la revisión y actualización de reglamentos, políticas y procedimientos en Petróleos Mexicanos. Cuenta con un diplomado por el Tecnológico de Monterrey y un curso de Seguridad Marítima y Ciencias Náuticas de la Escuela Náutica Mercante “ Cap. Alt. Fernando Silíceo y Torres”, si como diversos cursos de especialización, además ha participado como ponente en diversos seminarios sobre temas de seguridad y fuerzas armadas en la Facultad de Derecho de la UNAM y FES ACATLAN.

Comparte

0Shares
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *