Inicio » Fuerza Aérea » Fuerza Aérea Mexicana estrena avión contra incendios forestales

Fuerza Aérea Mexicana estrena avión contra incendios forestales

Fuerza Aérea Mexicana avión contra incendios forestales

La Fuerza Aérea Mexicana (FAM) cuenta con su primera aeronave adaptada para bombardear nubes cargadas con granizo y provocar lluvia con la que se pueden combatir incendios forestales. Se trata de un bimotor turbohélice King Air 350i, capaz de lanzar yoduro de plata en una solución de acetona para favorecer la caída de lluvia. 

El avión entró en acción entre el 27 de marzo y el 1° de abril en los municipios de Santiago Linares y Montemorelos, en Nuevo León, en donde apoyó en el combate a incendios forestales, bombardeando nubes cargadas con granizo para facilitar la lluvia sobre zonas afectadas por el fuego. 

El King Air 350i, matrícula 5210, fue acondicionado entre diciembre de 2020 y febrero de este año por un equipo de ingenieros y técnicos de la FAM que trabajaron en la modificación detallada del sistema hidráulico del aparato, adaptando y calibrando válvulas y colocando tubos de aspersión en donde iban los asientos de los pasajeros y los cables y equipo que tenía otras funciones. 

La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) aseguró que el acondicionamiento y operación del avión es una “innovación tecnológica ciento por ciento mexicana”. 

En la modificación de la aeronave participó un grupo de ocho especialistas –mecánicos e ingenieros– de la FAM, quienes recibieron el tanque de 100 litros de capacidad aportado por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) para colocarlo en el interior del aparato al que le fueron retirados los asientos de los pasajeros. 

Para hacer posible la operación del King Air como aeronave de aspersión, los especialistas de la FAM trabajaron en la reconfiguración de una parte del sistema hidráulico del 5210, para que este pudiera arrojar los 100 litros de la mezcla de yoduro de plata en una solución de acetona bombeando el líquido para que fuera arrojado desde la cola del fuselaje. 

El líquido del tanque de aspersión es arrojado en un solo pase en la nube que se ha detectado como cargada con granizo y en la que actúa como un núcleo que acelera la condensación de las partículas cargadas de hielo. Al tener más peso, el granizo se precipita a tierra. 

Fue necesario rediseñar la línea hidráulica del avión, modificar y recalibrar las válvulas de presión y efectuar varias pruebas en tierra y en el aire para asegurarse de que la función de aspersión iba a ser óptima. El cargamento de 100 litros de yoduro de plata en acetona fue el mayor reto, ya que se debía asegurar que no habría fugas ante el peligro que representa el manejo de la segunda sustancia, que es altamente inflamable, indicaron especialistas de la FAM. 

La adaptación y conversión del KA 5210 fue una orden del alto mando y del mando aéreo como una medida para sumar a la FAM al combate de incendios forestales con otras conversiones similares. La reconfiguración del King Air 350i se hizo con recursos del presupuesto asignado a la SEDENA, que fue de más de 112 mil millones de pesos. De esa cantidad, poco más de 7 mil millones de pesos se destinaron a la comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana. 

La SEDENA explicó en un comunicado que con motivo de un incendio forestal que afecta al estado de Nuevo León desde el 16 de marzo del presente año, la Secretaría de la Defensa Nacional ha desplegado 391 elementos militares, 28 vehículos y tres aeronaves para coadyuvar en la sofocación de este siniestro. 

Para esta actividad, un avión King Air 350i se acondicionó con un sistema de aspersión, con el fin de coadyuvar con los trabajos realizados por las autoridades civiles y militares, en el combate de mencionada deflagración.  

La aeronave, con personal de la Fuerza Aérea Mexicana y Técnicos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, despegó de la Base Aérea Militar No. 14 (Apodaca, Nuevo León) y sobrevoló los municipios de Santiago Linares y Montemorelos, Nuevo León, llevando a cabo la descarga de 100 litros de yoduro de plata en solución de acetona que al interactuar con las condiciones climatológicas derivadas del Frente Frío No. 47 generó lluvias en el área, lo que contribuyó a la sofocación del incendio.  

Las condiciones meteorológicas del día 31 de marzo se prestaron para que el reactivo actuara, detonara la precipitación y sostuviera el aporte de humedad que permitió la extinción de las llamas aún con las condiciones de calor imperantes en el suelo y la atmósfera circundante por el tiempo suficiente para lograr el objetivo de apagar el fuego.  

Esta innovación tecnológica es ciento por ciento mexicana, a través de un reactivo amigable con el medio ambiente, y altamente eficaz para el propósito buscado aún en las condiciones precarias de las nubes del desierto, como el de Baja California, el estado más seco del país en la temporada más seca de los últimos 10 años, y ahora ante nubes eventuales del estiaje en la plataforma continental de Coahuila y Nuevo León, agregó la SEDENA.  

LEE TAMBIÉN: Empresa fabricante de los UAVs de la Fuerza Aérea Mexicana buscará mercados internacionales

Jorge Medellín
Jorge Medellín

Periodista en temas militares y de seguridad, con más de 30 años desarrollando estos temas en diversos medios de comunicación.

Comparte

Shares
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *