Inicio » PELOTÓN » PELOTÓN. AMLO, a exámenes del corazón… Encontronazo Cuevas-Adán Augusto

PELOTÓN. AMLO, a exámenes del corazón… Encontronazo Cuevas-Adán Augusto

AMLO

Obrador y su hipertensión y su antecedente de infarto y su empecinamiento en hacer conferencias mañaneras diarias como si tuviera 30 o 40 o 50 años de edad y una salud impecable, como de roble.

Obrador y sus dos episodios de COVID-19. Obrador y los contagios de sus colaboradores más frecuentes y cercanos; Ojeda Durán, Sandoval González, Rosa Icela Rodríguez y hasta el inefable y acusado Hugo López Gatell.

Obrador y la crisis en Palacio por su ingreso al Hospital Central Militar que desató una tormenta entre el vocero inverosímil, Jesús Ramírez Cuevas, y el secretario de Gobernación, el tabasqueño rudo Adán Augusto López -otro López- que acabó poniendo orden informando la verdad, nada más que la verdad.

En el agarrón entre el tabasqueño y el vocero dudoso terminó imponiéndose el tabasqueño y carnal del presidente, quien empleó tacto, sensibilidad y la pura verdad para diluir horas de especulaciones y versiones de todo tipo en las redes sociales.

El poco tino y la torpeza de Cuevas le colmaron el plato al secretario Adán Augusto y en cuestión de minutos impuso orden con una versión oficial contundente pero realista: durante la revisión de rutina al presidente, los médicos militares encontraron arterias obstruidas y recomendaron a la de ya un cateterismo fast track para solucionar problemas y prevenir escenarios no deseados.

Además, le pidieron al presidente quedarse en el HCM bajo observación para darle seguimiento a todo el procedimiento y dejarlo bien estabilizado.

Mientras, en Palacio, alguien ya debió haber aprendido muy bien la lección para ejercer bien el oficio de comunicar con la verdad y no solo con guiones y paleros desvelados.

Comparte

Shares
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.