Inicio » Visitan Rosario Piedra y el general Sandoval la prisión militar; ignoran a reclusos

Visitan Rosario Piedra y el general Sandoval la prisión militar; ignoran a reclusos

sedena cndh

El secretario de la Defensa Nacional (SEDENA), el general Luis Cresencio Sandoval, recibió a la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra, en el comedor de la prisión del Campo Militar 1-A, en donde, además de firmar el Convenio General de Colaboración entre ambas instancias, se había planeado que la ombudsperson conociera algunos de los 233 casos de militares presos por haberse inculpado luego de sufrir torturas por parte del personal castrense.

Pero nada de esto último ocurrió. Rosario Piedra y el general secretario no pasaron del comedor de la prisión militar. Decenas de internos se quedaron esperando un acercamiento, el momento para hacerle llegar a la presidenta de la CNDH documentos, peticiones, cartas, testimonios de lo que han vivido por lo menos en los últimos cinco o seis años de reclusión injusta.

Pero nada de esto ocurrió. Rosario Piedra llegó, como estaba planeado, poco después de las nueve de la mañana a las cercanías de la prisión para ingresar al Campo Militar ubicado en Naucalpan y encontrarse luego con el general secretario y sus acompañantes. Ella iba acompañada por el Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, con quien estaba previsto conocerían algunos casos de militares presos por delitos que no cometieron, pero que fueron obligados a aceptar bajo tortura.

Pero nada de esto último ocurrió. Rosario Ibarra se encontró con el general Luis Cresencio Sandoval en el Comedor del Edificio de Gobierno de la prisión militar. Desayunaron. Platicaron algunos aspectos de interés común. Luego, una hora más tarde, firmaron un nuevo Convenio General de Colaboración para impulsar acciones de atención, capacitación, investigación y promoción en materia de derechos humanos.

Se esperaba que los funcionarios federales cumplieran con lo ordenado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se comprometió desde el pasado 3 de diciembre a revisar la denuncia acerca de los 233 militares presos o bajo proceso por auto inculparse tras haber sido torturados.
Pero nada de esto ocurrió. Datos de la propia CNDH obtenidos el año pasado durante la revisión anual que hace a todas las prisiones del país para conocer la situación en la que viven los internos, señalan que en las tres prisiones militares de la SEDENA (Campo Militar 1-A, en la I Región Militar, Campo Militar 9- en la III Región Militar, Mazatlán, Sinaloa, y Campo Militar 15-A, en la V Región Militar, La Mojonera, Jalisco) hay 403 reclusos: 394 hombres y 9 mujeres.

Las denuncias en torno a 233 militares sentenciados o bajo proceso luego de declararse culpables tras haber sido torturados significarían que el 53 por ciento de los internos lo están debido a sentencias basadas en casos fabricados por el sistema de justicia militar.

Pero nada de esto fue abordado o aclarado por la ombudsperson o por el general Sandoval. A Rosario Piedra le hicieron una presentación en láminas en la explanada del lugar.

Luego, el general, la ombudsperson y Alejandro Encinas, acompañados por una comitiva de civiles y militares, hicieron un recorrido por el área de internos, después fueron a la Puerta 7, en donde recorrieron las calzadas dormitorios generales, de los talleres, de las iglesias, así como la cafetería, el área de enfermería, de reinserción y luego la zona de salida.

Fuentes militares indicaron que en principio iban a aplicar cuestionarios a algunos internos para conocer quejas. Pero nada de esto ocurrió. Después del desayuno se dio la firma del convenio y eso fue todo; fotos oficiales y, tras casi dos horas de visita oficial, la despedida.

La SEDENA indicó en su comunicado que el acuerdo firmado “tiene por objeto, fijar las bases de colaboración general y apoyo entre ambas instituciones, a fin de conjuntar esfuerzos y recursos disponibles para materializar proyectos y programas de trabajo en asuntos de interés común y fortalecer la capacitación del personal militar en materia de derechos humanos en el ámbito nacional e internacional, señaló un comunicado de la SEDENA emitido después de mediodía”.

Ambas instituciones proponen mecanismos para apoyarse mutuamente en el cumplimiento al respeto de los derechos humanos, así como en la realización de actividades académicas, científicas, culturales, de investigación, capacitación, formación, actualización, difusión, estudios, seminarios, foros, conferencias, cursos, talleres, ediciones, publicaciones y demás actividades de naturaleza similar vinculadas al logro del objetivo planteado, se indica al final del comunicado, nada más.

LEE TAMBIÉN: SEDENA y CNDH firmarán convenios y revisarán casos de militares presos injustamente

Jorge Medellín
Jorge Medellín

Periodista en temas militares y de seguridad, con más de 30 años desarrollando estos temas en diversos medios de comunicación.

Comparte

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *