Inicio » Caso Omar Gómez López. En busca del hijo desaparecido

Caso Omar Gómez López. En busca del hijo desaparecido

“Quieren que me regrese a Culiacán, quieren deje de presionar y exigir que me ayuden a encontrar a mi hijo, pero no me voy a ir, no me voy a mover hasta que me hagan caso, hasta tener respuestas”. 

Delfina Sánchez es la madre de Omar Gómez López, un estudiante de ingeniería industrial de 23 años que desapareció de las calles de Culiacán, Sinaloa, el pasado 14 de marzo, horas antes de su cumpleaños. 

Ella vivió en la Ciudad de México durante 20 años, en la Unidad Militar Habitacional (UHM) de San Miguel de los Jagüeyes, en donde su esposo, el Subteniente de la 3ª Brigada de Infantería, Celso Gómez López, estaba acantonado junto con sus compañeros de armas. 

Hace dos años llegó la orden y el subteniente Gómez y su familia se tuvieron que trasladar a Culiacán para reforzar a la Guardia Nacional (GN), a la que acabó uniéndose por órdenes superiores. La familia esperaba que todo saliera bien, que la mudanza a otro estado, a otra ciudad fuera positiva para todos. No fue así.  

En la tierra que es dominio del Cártel de Sinaloa, en la del vergonzoso culiacanazo de octubre de 2019, el joven Omar, que cursaba el séptimo semestre de la carrera, desapareció. Delfina denunció lo ocurrido ante la fiscalía estatal, pero las investigaciones están prácticamente congeladas pese a que existen videos en los que se ve lo sucedido la noche del 14 de marzo. 

Ha acudido con los mandos de la Guardia Nacional y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), pero la respuesta ha sido la misma: no la ayuda porque Omar no es miliar, es civil y no se le puede ayudar.  

Delfina ha insistido una y otra vez argumentando que él es hijo de un militar y es derechohabiente y eso debe bastar para que la ayuden a encontrarlo. En la Torre Pedregal, sede de la Guardia Nacional, le dijeron que no se puede hacer nada. En la SEDENA la respuesta fue la misma: busque en instituciones civiles, ahí la pueden ayudar.  

Pero nadie la ayuda ni la escucha. “Aquí voy a estar, voy a seguir luchando por mi hijo”, dice Delfina. 

La semana pasada acudió a Palacio Nacional acompañada de varias personas con las que esperó ser atendida por Gabriel Mejía, funcionario de Atención Ciudadana de la Presidencia de la República. Mejía salió un par de veces para decirle que sería atendida por la licenciada Roxana, de la Comisión Nacional de Búsqueda. 

La licenciada Roxana la vio y le dijo que ya se había comunicado con gente de la fiscalía de Sinaloa y con la Comisión Estatal de Búsqueda y que le iban a asignar un enlace o funcionario del departamento jurídico para avanzar en el caso. Ese enlace estaría en contacto con el subteniente Celso Gómez, su esposo 

Sin embargo, a Delfina le insistieron una vez más en Palacio Nacional: regrésese a Culiacán, aquí no tiene nada qué hacer, allá los van a atender, deben tener paciencia porque esto es muy tardado, es mucho papeleo. 

En pocas palabras, “lo que quieren es que me regrese, que ya no haga nada aquí, que no haga escándalo, pero aquí voy a estar y voy seguir luchando por mi hijo; ya les dije, que así tenga que dormir en la calle por no tener dinero, lo voy a hacer”, dice Delfina quien este martes 27 de abril regresará a las puertas de Palacio Nacional demandar de nuevo una audiencia con autoridades federales para que le ayuden a encontrar a Omar, quien tiene más de un mes desaparecido. 

Comparte

0Shares
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *