Inicio » Se va Durazo a Sonora y deja al país como lo encontró; “oliendo a pólvora”

Se va Durazo a Sonora y deja al país como lo encontró; “oliendo a pólvora”

alfonso durazo

En su última participación como funcionario federal en el gabinete de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, Alfonso Durazo Montaño se despidió con un diagnóstico que desde su perspectiva pinta la forma en que se desarrolló su gestión al frente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Al final de su intervención para ofrecer su último balance al frente de la SSPC, intentó resumir en cinco minutos lo que fue su trabajo, señalando: “Recibimos un país oliendo a pólvora, no se nos olvide, con cientos de muertos, cientos de miles de muertos, cientos de miles de desaparecidos”.

Inusualmente autocrítico, insistió en que la actual administración recibió un país “en materia de seguridad en el peor escenario posible; no podíamos fingir que sería fácil enfrentar o resolver el problema y tenemos que aceptar que no podemos fingir que el problema es sencillo, así es que tampoco podíamos dedicarnos a administrar el caos que habíamos heredado”.

Con este panorama y con la certeza de que la eliminación de la Policía Federal, por ser una instancia plagada de corrupción, y la creación de la Guardia Nacional como instrumento capaz de enfrentar el reto de combatir a la delincuencia para retomar el control del país, Durazo fue cerrando 22 meses de administración con cifras escandalosas de homicidios, secuestros, feminicidios, masacres y delitos que oscilaban, pero tienen disminución sensible.

Alfonso Durazo defendió a la SSPC hasta el final como una institución que logró avances importantes, tangibles en la reducción de homicidios dolosos, secuestros y otros delitos federales graves.

Habló del homicidio doloso, porque es el de más alto impacto. Mostró gráficas de incidencia delictiva con las que demostró una que “hemos logrado aquí un punto de inflexión y mantenemos esta línea de contención”. Llevamos dos meses a la baja, dijo, del mes de septiembre respecto a agosto hay una baja exacta de 250 homicidios.

La cifra es relevante, porque es inferior en 8.4 por ciento al mes de agosto, ya son dos meses al hilo en los que afortunadamente, así sea de manera ligera, se muestra una baja que consolida el punto de inflexión y la línea de contención, dijo respecto al delito más lesivo para los mexicanos.

Citó datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), señalando que del 2015 al 2016 el homicidio doloso se incrementó 18 por ciento, 2016 a 2017, en 30 por ciento; “imagínense la fuerza de la inercia de la criminalidad para impulsar un crecimiento del 30 por ciento”, dijo, y continuó con las cifras detallando que este índice estaba en el 14 por ciento del 2017 al 2018.

“Aquí llegamos nosotros, del 18 al 19, hay una ligera baja, pero lo importante es que hay un quiebre y que logramos romper esta inercia de cuatro años”, aseguraba en su última aparición como secretario de Estado.

Reconoció que el número de homicidios aumentó en 10 entidades, pero disminuyó en 22. Habló también de Guerrero, con una baja del 21 por ciento, que históricamente Guerrero fue un estado conflictivo; Coahuila, Ciudad de México con una baja del 19 por ciento; Veracruz con una baja del 18, Quintana Roo con el 14, Morelos con el 11, Tamaulipas con el 11, Tabasco con 11, Nayarit con 11, Nuevo León, bueno, Sinaloa con 6.2 por ciento a la baja.

En cuanto al secuestro, dijo que es un delito de alto impacto que no se puede bajar de un día para otro, pero vean lo que se ha logrado en dos años, tenemos una disminución del 37.6 por ciento, es un dato histórico realmente.

Bajó en Sonora 71 por ciento, en Colima 70, Puebla 68, Ciudad de México 69, Quintana Roo 66, Veracruz, que fue también muy marcado este problema en Veracruz, ha logrado extraordinarios resultados, menos 59; nuevamente Guerrero, 56 por ciento a la baja; Coahuila 54, Guanajuato 53, a la baja; Chiapas, Nayarit, San Luis Potosí 24, Tamaulipas a la baja, 24; Baja Sur 21; Estado de México 19; Tabasco 10.

Con dos mil 186 detenidos por este delito, el ahora ex secretario aseguraba que este delito bajó en 21 entidades, desarticulando 265 bandas y liberando a mil 25 víctimas.

En números, Durazo entregó estos resultados:

  • Homicidio doloso, 1.1% al alza.
  • Robo de vehículo automotor, menos 24%.
  • Secuestro, menos 37% (comparado con 2019)
  • Robo total, menos 22%.
  • Feminicidio, 0.4%, al alza.
  • Extorsión, menos 7.6%.
  • Robo de ganado, menos 27.6.
  • Violación, menos 6.8%.
  • Robo a negocio, menos 20%.
  • Delitos financieros, menos 34%.
  • Contra la salud, menos 9.6%.
  • En materia de hidrocarburos, menos 48.6%.
  • Relacionados con arma de fuego, menos 1.2%.
  • Delitos patrimoniales, menos 18.1%.
  • Delitos fiscales, menos 3.2%.

Abordó también del polémico tema de la Guardia Nacional, señalando que es una corporación que forzosamente debe pasar “un proceso de maduración institucional y por supuesto de crecimiento progresivo”.

La Guardia Nacional inició su despegue hace 15 meses, con 52 mil 500 elementos y tiene ya 97 mil 500 operativos desplegados en el país; consecuentemente, la capacidad de contención y disuasión que representa la presencia o el despliegue permanente de la Guardia va a ir mejorando sin duda alguna estos resultados, aseguraba Durazo, que comentó brevemente la estrategia de seguridad para echar a andar a la Guardia, con la premisa de que su antecedente inmediato, la Policía Federal, era una instancia totalmente corrupta.

“Lo primero que hicimos fue tomar el control de la Policía Federal, que estaba penetrada hasta sus entrañas por la corrupción; posteriormente, nos dedicamos a construir las instituciones que eran imprescindibles para el Estado mexicano, dicho en términos teóricos, para el gobierno de la República para enfrentar con eficacia, con suficiencia exitosamente los niveles de inseguridad que habíamos heredado”.

Y esta herencia es a que ha dejado Durazo en su paso por la SSPC de la 4T, en una lucha contra la delincuencia con magros resultados y que tuvo sus peores momentos el 17 de octubre de 2019, con el culiacanazo”, y con otros hechos como el aumento de los feminicidios y las desapariciones forzadas que dejan su huella en números rojos.

La última intervención de Alfonso Durazo, a quien el presidente no pudo convencer de quedarse en el gabinete por el excelente trabajo que han hecho, ocurrió poco después de la siete de la mañana. Antes del mediodía ya había renunciado al cargo.

LEE TAMBIÉN: AUTORIZA AMLO OPERACIONES CONJUNTAS DE EJÉRCITO Y GUARDIA NACIONAL A PARTIR DEL 20 DE NOVIEMBRE

Jorge Medellín
Jorge Medellín

Periodista en temas militares y de seguridad, con más de 30 años desarrollando estos temas en diversos medios de comunicación.

Comparte

0Shares
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *