Inicio » GUARDIA NACIONAL » Los ajustes en la planificación y la visión militar

Los ajustes en la planificación y la visión militar

En últimas fechas se han venido observando diversos cambios en los presupuestos de diferentes instituciones o dependencias, los cuales han provocado ajustes tanto en las estructuras como en los perfiles de puestos o cargos.

Debido a esta política de austeridad, muchos empleos han tenido que desaparecer o cambiar de tipo de plaza. La realidad es que todo cambio de diseño organizacional requiere una planeación y uso de metodología para evitar provocar un caos operacional. Por lo que haré uso de una analogía, muchas veces el problema comienza cuando “alguien”  inventa un caballo con forma de dromedario, sin pies ni cabeza.

Esto qué quiere decir, que los inventores dejan de lado el marco jurídico y la normatividad (interna y externa). Estos desequilibrios mentales son los que provocan que no se puedan cumplir con los objetivos estratégicos y estar en condiciones de poder aumentar la efectividad de cualquier área. Cuando no existe orden en las funciones de cada uno de los procesos, inicia una excesiva carga de tareas, que termina provocando la ineficacia e insuficiencia en cualquier equipo de trabajo. Muchos confunden que tratar de realizar la correcta aplicación del deber ser, como lo estipulan las leyes, códigos o reglamentos -es una rigidez- acorde al estilo militar, que a muchos les provoca intensa crítica.

Sin embargo, la ausencia de este desarrollo organizacional produce menos rentabilidad al costo-beneficio en la productividad de gestión, desempeño y calidad de servicio. Ahora bien, la materialización de vínculos de colaboración y enlace interinstitucional entre las dependencias es primordial, ya que diariamente salen acuerdos, trámites, programas, proyectos o trabajo de gabinete ejecutivo y toda demora o retraso produce un impacto para obtener buenos resultados. Por lo tanto, cuando se realiza una comunicación ágil, con poder de decisión, funciona de manera óptima el aparato del estado.      

De igual importancia, al establecer una métrica de eficacia y efectividad de un área, podemos darnos cuenta de: a) si funcionan correctamente cada uno de los procesos del área y b) se verifica el tiempo real de respuesta o resultado de cada fase. Sin embargo, debido a las malas prácticas en algunos lugares, existen empleados que no cubren el perfil del puesto, no realizan las actividades por las que fueron contratados o simplemente no se presentan a laborar en el centro de trabajo. Por tales motivos, las auditorías internas y externas juegan un papel preponderante ante la función pública, siendo una excelente herramienta para dar trasparencia en el desempeño del funcionario o servidor público.

La organización y administración es parte fundamental en las estructuras que existen en cada una de las instituciones o dependencias del sector público. Por lo tanto, se pueden observar diversas fases para un buen funcionamiento:

1) la concepción de la estrategia general que se origina del Plan de Desarrollo Nacional y su programa sectorial,

2) la preparación de la logística o medios que brinden la vida y operación de la estructura,

3) la conducción y coordinación durante la ejecución de los planes tácticos, mediante sus políticas y procedimientos,

4) disciplina administrativa y operativa con órdenes claras, breves y precisas,

5) profesionalización, capacitación o adiestramiento,

6) la supervisión, evaluación y control de resultados,

7) moral y clima organizacional,

8) trasparencia y anticorrupción, y

9) uso de tecnología y ciberseguridad.

Por lo tanto, la división del trabajo podrá ser eficaz, si se logran crear políticas y procedimientos sencillos, ágiles, medibles y alcanzables, acordes a la proporcionalidad operacional en diferentes niveles de dirección y ejecución. Lamentablemente los puestos informales que requieren tener personal externo o comisionado son equipos de trabajo que están destinados al fracaso, debido a los relevos constantes de Jefes y su pluralidad de criterios. La efectividad radica en tener el personal capacitado, idóneo y eficiente, que cumpla con la operatividad de cada uno de los procesos en cada área.

De la misma forma, para saber el desarrollo del comportamiento organizacional, por lo regular se implementan indicadores estratégicos para los funcionarios públicos (que mide el cumplimiento de objetivos estratégicos),  los  indicadores de desempeño para los servidores públicos (que mide su cumplimiento en el desarrollo de los procesos) y los indicadores de calidad (para obtener una perspectiva financiera del correcto ejercicio presupuestal y la perspectiva del ciudadano satisfecho que arroja los resultados en beneficio del interés público y social). 

Por consiguiente, la planeación estratégica debe ser flexible, para lograr un equilibrio en los cambios drásticos de la situación (variables estadísticas) en las diferentes problemáticas de carácter político, económico, social y militar.  

Por ejemplo, la Guardia Nacional una vez que comienza su conformación, tendrá que considerar la creación de sus políticas y procedimientos alineados a su marco jurídico para dar cumplimiento al decreto presidencial que dice “…Las instituciones de seguridad pública, incluyendo la Guardia Nacional, serán de carácter civil, disciplinado y profesional. El Ministerio Público y las instituciones policiales de los tres órdenes de gobierno deberán coordinarse entre sí para cumplir los fines de la seguridad pública y conformarán el Sistema Nacional de Seguridad Pública…”

Por lo que, de manera hipotética, se puede realizar un bosquejo de acuerdo con sus funciones y competencia que le indica a la Guardia Nacional:

Funciones y competenciaEnfoque de resultados por objetivos (Tareas)
* Prevenir la comisión de delitos y las faltas administrativas que determinen las normas aplicables* Manual de organización
* Libro blanco
* Informes (periódicos y anuales)
* Informes de gestión
* Indicadores de desempeño
* Indicadores de calidad
* Políticas y procedimientos
* Planes y órdenes
* Estudios de política criminal
* Catálogos de delitos
* Profesionalización y Capacitación continua (Aprendizaje basado en problemas)
* Programas de supervisión
* Marco jurídico. (Normatividad interna y externa)
* Talleres ejecutivos
* Colaboración interinstitucional.
* Auditoría interna y externa.


* Realizar investigación para la prevención de los delitos


* Profesionalización en Derechos Humanos
* Efectuar tareas de verificación en el ámbito de su competencia para la prevención de infracciones administrativas.* Profesionalización en trasparencia de la información
* Realizar bajo la conducción y mando del Ministerio Público las investigaciones de los delitos cometidos, así como las actuaciones que instruya éste a la autoridad jurisdiccional.* Profesionalización de primer respondiente
* Informar a la persona, al momento de su detención, sobre los derechos que en su favor establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.* Profesionalización de policía de investigación


* Realizar análisis técnico táctico o estratégico de la información obtenida para la generación de inteligencia

* Profesionalización de peritos
* Recabar información en lugares públicos para evitar el fenómeno delictivo, mediante la utilización de medios e instrumentos y cualquier herramienta que resulten necesarias para la generación de inteligencia preventiva.(creación de pistas de adiestramiento con fuego real, con diferentes escenarios, realizando ejercicios para resolver problemas aplicando los conocimientos)
* Llevar a cabo operaciones encubiertas y de usuarios simulados para la prevención e investigación de delitos.* Profesionalización en Inteligencia criminal
* Profesionalización de personal de búsqueda de información
* Profesionalización de analistas de información

Por último, la disciplina férrea del estilo militar combinada con el uso de metodología en el desarrollo organizacional propicia el buen cumplimiento de una tarea bajo una visión clara y amplia. Concibiendo la planificación estratégica, su preparación y la conducción en la ejecución de la organización y su división del trabajo de cada equipo de colaboradores, recordando que el liderazgo también juega un papel fundamental en el aumento de la productividad. Cada institución o dependencia logrará mejorar y alcanzar sus objetivos estratégicos, -si los líderes logran comprender que el estilo militar no solo es un cuadrado rígido-, podrán potencializar el capital humano y recursos materiales que tenga asignados.

LEE TAMBIÉN: EL MERCADO ILÍCITO DE COMBUSTIBLE EN MÉXICO

Mtro. Juan Antonio Peña Mendoza
Mtro. Juan Antonio Peña Mendoza

Licenciado en Derecho por el Colegio de Estudios Superiores del Estado de Guanajuato. Maestro en Proceso Penal Acusatorio por el Centro de Estudios de Alta Dirección. Capitán 2/o. de Infantería Ret. con 25 años de servicio, egresado del Heroico Colegio Militar. Es consultor en materia de seguridad, protección a funcionarios, diseño de manuales, profesionalización y estructura organizacional. Ha participado en la revisión y actualización de reglamentos, políticas y procedimientos en Petróleos Mexicanos. Cuenta con un diplomado por el Tecnológico de Monterrey y un curso de Seguridad Marítima y Ciencias Náuticas de la Escuela Náutica Mercante “ Cap. Alt. Fernando Silíceo y Torres”, si como diversos cursos de especialización, además ha participado como ponente en diversos seminarios sobre temas de seguridad y fuerzas armadas en la Facultad de Derecho de la UNAM y FES ACATLAN.

Comparte

Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *