Inicio » SEDENA » Un día sin militares

Un día sin militares

Soldados mexicanos

Durante los últimos años hemos visto el gran número de críticas que hacen tanto intelectuales, especialistas y colectivos de derechos humanos, respecto al trabajo que realizan las Fuerzas Armadas en el país, por lo que me encantaría que solo por un día, sí, solo 24 horas, todos los elementos castrenses regresaran a sus cuarteles y no tuvieran interacción alguna en funciones de seguridad pública.

Entonces así y solo así, se darían cuenta del trabajo que están haciendo los militares en esas tareas, que nos queda claro no son propias de su adiestramiento y funciones, pero que han tenido que realizar debido al desastre de inseguridad que hay en México.

Me gustaría plantear un par de escenarios para que todos aquellos que han hecho sus carreras atacando al Ejército y a la Marina entendieran cuál es la realidad, y no sigan tergiversando datos para sacar raja política y buscar reconocimiento público que termine por darles “un hueso político”.

Porque pocos saben que los turnos del personal militar no son como los de la gente normal, cumplen horarios de trabajo cercanos a las 18 horas diarias, desplegados en la República Mexicana, dejando a sus familias sin saber si volverán a verlas.

A esto hay que sumarle que deben cumplir con todas las misiones encomendadas aunque no tengan los recursos materiales para hacerlo, pues comandante que no se las ingenia para dar resultados con lo que tiene se le considera mal comandante, así de fácil.

La verdad es que tenemos dos realidades distintas, una la que los analistas y especialistas ven en los número y estadísticas y la otra la realidad que se vive en la calle, en el campo, en las operaciones, esas que no son contempladas en un papel desde la comodidad de un escritorio, esas que solo quien las vive sabe cómo reaccionar.

Es muy fácil decir que el incremento de homicidios violentos es por culpa de los militares, pero esta acusación carece de fundamento pues, con los mismo datos que los activistas utilizan, se puede demostrar que el alto índice de muertes violentas en México no se relaciona con que los militares se hagan cargo de funciones seguridad pública.

De las poco más de 60 mil muertes violentas desde el 01 de diciembre del 2018 al 01 de septiembre del 2020, el número de decesos en enfrentamientos con elementos militares es menor del 0.60 por ciento.

El argumento que se ha utilizado para desprestigiar sobre el alto índice de letalidad de las Fuerzas Armadas, también es falso. Hay poco más de 200 mil elementos castrenses que interactúan todos los días con civiles, en labores de seguridad pública, fuerzas de tarea, protección civil, erradicación de plantíos, labor social, etc.; las interacciones entre civiles y militares son más de 7 mil diarias, este número multiplicado por los 640 días que se llevarían de gobierno nos darían 4,480,000 interacciones en lo que va del sexenio, entre personal militar y los ciudadanos de México. Entonces, ¿cuántos muertos existen en esas millones de interacciones entre civiles y militares?

La realidad es que los militares no deberían realizar funciones que corresponden a los policías, lo sabemos todos. Pero, ante el fracaso en seguridad pública, han tenido que salir a cumplir nuevamente con la necesidad de dar certeza jurídica a la población civil.

Desde hace 18 años se ha abusado del uso de la milicia y se abandonó la profesionalización de la policía. A esto hay que sumarle que en México no existe una estructura donde se respete el servicio civil de carrera, los puestos por lo general son utilizados por políticos con escaso conocimiento en seguridad, que no entienden las necesidades más básicas del personal policiaco. Además, siempre ha existido una confrontación entre los mandos policiales y los mandos militares, pues se tienen visiones distintas al mismo problema. Y tenemos también la resaca de García Luna, de donde vienen muchos de los analistas -aunque traten de ocultarlo- que hoy leemos en diferentes medios de comunicación y redes sociales, lo que hace que sus opiniones sean en el sentido de atacar todo lo que huela a verde militar.

Sería interesante que por un día el personal militar regresara a sus cuarteles y se desentendiera de la seguridad pública. 

Entonces sí nos daríamos cuenta del alto índice de violencia en el país, donde veríamos a los grupos del crimen organizado establecer retenes, cobrar derechos de piso, tomar vehículos, bienes y todo lo que quisieran sin el menor recato; secuestros masivos, despojo de tierras, robos, quemas de vehículos… Ya que no habría nadie que se los impidiera. 

Entonces sí veríamos el clamor de todos aquellos que los cuestionan y atacan pidiendo que los militares apoyen en funciones de seguridad pública, porque siempre duele más el cuero que la camisa.

En la doble moral que manejamos como sociedad es más fácil criticar al personal militar, que exigirle al político que tenga una fuerza policiaca profesional, para dar garantías mínimas a la ciudadanía; que no se gasten el presupuesto de seguridad en compra de votos o empresas fantasmas para sacar una mochada; exigir que no protejan a los delincuentes, ya que es más fácil echarle la culpa a los militares que a los delincuentes que matan y secuestran a nuestros hijos, hermanos, padre o familiares.

En conclusión, con un día que “Juan Botas” regresara a los cuarteles se darían cuenta que gracias a ese soldado que tanto critican, pueden estar tranquilos durmiendo en su casa sin que ningún delincuente llegue a cobrarle el derecho de vivir en ella, pues ese soldado esta dispuesto a arriesgar la vida para cuidar a quien lo critica.

Por supuesto que hay malos elementos, como ocurre en todos lados, pero son los menos. Por supuesto que existen mandos militares y navales que han aprovechado su puesto para enriquecerse, pero también son los menos.

El soldado tiene que cumplir jornadas extenuantes de 18 horas, con el mismo sueldo, con más responsabilidades, sin tener oportunidad de criar a sus hijos y cuidar a su familia, porque renunció a ese derecho por la obligación de cuidar a tus hijos y a tu familia. Pero tú no estas dispuesto para entender esas palabras, crees que tienes el derecho de exigirles y recriminarles las fallas de quienes desde una oficina ganaron una elección y decidieron cuál era la mejor forma de gobernar (eso es la democracia).

Es mas fácil ser doble moral y culpar a los militares de todos los males que tenemos en lugar de exigirle al político, recriminar al delincuente y aceptar tu responsabilidad cada que aceptas una despensa al crimen organizado, compras piratería, consumes drogas, pides mordida o la das.

La responsabilidad es de todos, ojalá un día, solo pido un día, que los militares de México regresen a sus cuarteles para que valoraran el trabajo y sacrificio que hace “Juan Botas” por cuidarnos a todos.

Recordemos que las Fuerzas Armadas son de México y de los mexicanos no de un grupo en el poder.        

César Gutiérrez Priego
César Gutiérrez Priego

Abogado, especialista en derecho penal, militar y seguridad nacional. Catedrático, libre pensador.

Comparte

0Shares
0
Etiquetas:

10 pensamientos sobre “Un día sin militares”

  1. Excelente explicación que haces acerca de las actividades cotidianas del personal militar y otras dependencias federales (GN), pero lo que mencionas no es nada comparado con las múltiples carencias que deben afrontar día a día y aunado a esto todavía tienen que afrontar desprestigios indiscriminados por parte de los altos mandos, mandos medios y subalternos, yo quiero pensar que a pesar de estas adversidades si hay mucho personal que hace sus funciones que le corresponden, pero que pasaría si los apoyaran con un poco más, viendo todos los casos médico-legales, jurídicos, familiares y administrativos, pongámonos a pensar un poco más en ellos, ¿crees que lo vale?

    1. Y te faltó.
      El soldado muchas veces no come y si come, son alimentos raquítico.
      El soldado no duerme muchas veces y si lo hace, se tiene que acostar donde sea y solo por tres o cuatro horas.
      El soldado no puede darse el lujo de festejar su cumpleaños o estar en el de sus hijos por motivos del servicio…. Etc, etc.
      Y lo digo por la tropa porque es la que más se chinga como siempre.

  2. General Gabino Gonzalez serví 45 años al ejército y fui cambiado de matriz o plaza 25 veces, conozco casi toda la república mexicana, mi hija mayor hizo la primaria en 6 escuelas diferentes, debido a mis cambios, estuve en un C4 en Culiacán, dónde se les dejaba pasar a la gente lo que llevarán, no había revisión, no se si de antemano pagaban, yo lo veía por las cámaras e informe las irregularidades y me reincorporaron al ejército y muchas cosas más, me gustaría sacarlas a la luz, de como la corrupción está en todas partes, por eso no crecemos y si crecen los políticos, los empresarios, pero el pueblo no

    1. Mi general, ojalá algún día pueda charlar con usted, compartir visiones y experiencias. Yo sigo en el frente pero he tenido la fortuna de servir tanto en la naval como en el ejército, he sido oficial y aun hoy en día sigo sirviendo a mi nación en primera linea.
      Dios lo bendiga.

  3. No estoy seguro de todo lo que comentas un ejemplo de la construcción y proyección de nuestros intereses es Santa Lucía, tal vez estos sapos verdes azules arenas o grises sean hombres valientes pero no del todo honorables no necesitamos solamente que cuiden de. Nuestros intereses patrimoniales qué hay de los nacionales como el derroche de un aeropuerto inservible Y qué sobre todo en el corto plazo no solo veremos una Casa Blanca de la paloma si no muchísimas que como bien dijo el presidente compró al ejército con nichos para la tropa y qué tal de Coronel para arriba ya la cartera engordó y la tropa sigue esperando un vaso de agua y con gorgojo como antes presumían. Bendita incondicional quien se imaginaría que te quedarías con todo.

    1. Eres lo más barato que puede haber porque se nota que no sabes ni lo que dices y de seguro eres de los que menos han apartado para el país solo te la pasas en tu vecindad

      1. Que seas pendejo y no conozcas al lic Gutiérrez te hace a ti ser el pendejo ignorante que no tiene no idea de lo que hablas, el lic es el unico que siempre ha visto por la raza, asi que lavate el hocico antes que hablar de el hijo de la chingada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *